Plantean reducir 40% las emisiones de carbono en la construcción para 2030

Plantean reducir 40% las emisiones de carbono en la construcción para 2030

Los edificios y las infraestructuras en todo el mundo podrán conseguir una reducción del 40% de emisiones de carbono incorporadas en 2030, y llegar al 100% de edificios descarbonizados para 2050, de acuerdo con un reporte de World Green Building Council, una red global de consejos nacionales de construcción ecológica con más de 49,000 miembros.

La construcción de edificios, así como los edificios mismos, son responsables del 36% del consumo final de energía global y 39% de las emisiones totales directas e indirectas de CO2. De este 39%, un 28% corresponde a las emisiones operativas, es decir aquellas que se producen al calentar, enfríar o iluminar los edificios. El 11% restante proviene de las emisiones de carbono incorporadas o iniciales que están asociadas con los materiales y procesos de construcción.

El informe propone este ambicioso objetivo junto con soluciones para acelerar la acción inmediata en toda la cadena de valor de la construcción de un edificio. La visión está respaldada por representantes de desarrolladores y compañías de construcción, instituciones financieras y gobiernos, así como representantes de la industria del concreto, el acero y otros, incluidos: HeidelbergCement, Holcim, Skanska, Stora Enso, Google, etc.

Asimismo, el reporte presenta cuatro principios clave para lograr cumplir los objetivos:

1. Prevenir

Considerar emisiones de carbono incorporadas y reducir estrategias desde el principio. Cuestiona la necesidad de usar ciertos materiales, considerando alternativas estrategias para entregar la función deseada, como una mayor utilización de los activos existentes a través de renovación o reutilización.

2. Reduce y optimiza

Evalúa cada diseño y elección en términos de reducciones de emisiones iniciales y como parte de un enfoque de toda la vida útil de la construcción.

Aplicar enfoques de diseño que minimicen la cantidad de material nuevo requerido para entregar la función deseada

Priorizar materiales que son bajos o nulos carbono, de origen responsable, y que tienen bajo impacto del ciclo de vida en otras áreas, incluyendo la salud del ocupante.

Elije técnicas de construcción bajas en carbono o cero, que tienen la máxima eficiencia y desperdicio mínimo en el sitio.

3. Planea para el futuro

Considere escenarios de uso futuro, maximizando el potencial de mantenimiento, reparación y renovación, y garantizar flexibilidad para adaptación futura. Diseño para desmontaje y deconstrucción para facilitar la reutilización futura, seleccionando materiales que pueden ser reciclados y que pueden ser extraídos y separados fácilmente para su procesamiento.

4. Compensación

Como último recurso, utiliza esquemas de compensación incorporadas dentro del proyecto, para disminuir las emisiones de carbono totales.

 

Las empresas involucradas en el diseño y desarrollo ya se han comprometido con estrategias ambiciosas de descarbonización individual o nacional. Por ejemplo, Skanska, un importante grupo de desarrollo y construcción, está avanzando para permitir que los proyectos sean evaluados para determinar los impactos del ciclo de vida completo.

Los proveedores de materiales también están asumiendo un papel de liderazgo. HeidelbergCement se ha comprometido a desarrollar productos neutros en carbono para 2050, y Dalmia Bharat Cement, uno de los principales fabricantes de cemento de la India, se compromete a convertirse en un grupo de carbono negativo para 2040.

Las ciudades también han sido fundamentales para impulsar nuevas innovaciones y enfoques. Oslo, Noruega, tiene el compromiso de construir sitios libres de fósiles. Vancouver, Canadá, ha ordenado que el carbono incorporado se reduzca en nuevos edificios en un 40% para 2030, como parte de su respuesta de emergencia climática.

 

Materiales de construcción, todo un reto

Las emisiones iniciales de materiales y productos utilizados para construir edificios e infraestructura, así como los instalados más tarde durante el mantenimiento y renovación, por lo general representan una mayor fuente de carbono que todas las otras etapas del ciclo de vida.

A nivel mundial, el cemento y el acero son dos de las fuentes que más emisiones genera. La fabricación de cemento es responsable
del 7% de las emisiones globales de carbono, mientras que el acero también contribuye con el 7-9% del total global, de ese porcentaje, al menos la mitad puede atribuirse a edificios y construcción.

Tanto el cemento como el acero requieren muy altas temperaturas durante la producción, haciéndolos intensivos en energía y, en ambos casos, las reacciones que tienen lugar durante la fabricación también liberan dióxido de carbono directamente. Por esta razón, se han considerado las emisiones de estos sectores «difíciles de reducir».

Otros materiales de construcción comunes que requieren altas temperaturas durante la fabricación incluyen el aluminio y vidrio.

A nivel mundial, gran parte de la energía para el calor industrial todavía es suministrado por combustibles fósiles como el petróleo y
el gas, aunque los desechos y los biocombustibles son cada vez más utilizados en algunas industrias y en algunas partes del mundo. Investigaciones recientes muestran que es factible descarbonizar estos sectores.

Por otra parte, se proyecta que el consumo mundial de cemento aumentará en un 12-23% para 2050, mientras que la producción mundial de acero se
pronostica que crecerá un 30% durante el mismo período, con un crecimiento mayor para el acero secundario reciclado que el de producción primaria. 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Bimsa Reports
Información que hace negocios

Contacto

Teléfonos
(01 55) 25 81 21 60
01 800 00 BIMSA

Correo electrónico
contacto@bimsareports.com

¡Prueba GRATIS nuestros productos!

Probar Activecost Probar Construleads

Una empresa de