5 tendencias en construcción para 2021

En 2020, la pandemia impulsó tendencias en la construcción que podrían ayudar a la industria a salir adelante en 2021.

Compartir


5 tendencias en construcción para 2021

El 2020 marcó un antes y un después para muchas industrias. 

La pandemia del Covid-19 no sólo representó una crisis sanitaria en todo el mundo, sino que trajo consigo una serie de retos importantes para las industrias y la economía de los países. 

En la construcción, diversas empresas se vieron obligadas a “reorganizar sus estrategias de negocio”, según apuntó Javier Grandini, director general de Dormakaba México, una de las principales empresas mundiales en seguridad y accesos en la industria.

Aunado a esto, los cierres de empresas, el distanciamiento social, la interrupción del flujo de efectivo y la necesidad de optimizar procesos ha significado cambios en todos los niveles. Algunas de esas tendencias seguirán afectando a la industria en el futuro previsible, lo cual no necesariamente es algo malo.

Estas son algunas de las tendencias de construcción para 2021:

 

Seguridad, la máxima prioridad

La seguridad en el lugar de trabajo es siempre una preocupación, pero en el contexto de una pandemia se sitúa en la prioridad número uno.

A pesar de que la vacuna ya se encuentra en fase de distribución en algunos sectores de la población, la pandemia continuará durante gran parte de 2021, según ha afirmado la propia Secretaría de Salud del gobierno federal. Esto significa que las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas, se mantendrán como una constante para el próximo año.

Si bien el distanciamiento social puede resultar particularmente difícil de hacer cumplir en un lugar de trabajo donde el trabajo en equipo y la cooperación son necesarios, la aplicación de cuadrillas más pequeñas o el uso de turnos escalonados para mantener los lugares de trabajo menos concurridos podría ser una tendencia que continúe en 2021.

 

Digitalización

El sector de la construcción se ha modernizado de manera acelerada y para ajustarse a la dinámica de los siguientes años se observará un uso extensivo de tecnología que agilice o simplifique toda la cadena de producción desde la obra hasta las ventas.  La digitalización ha ayudado a la industria de la construcción a tener mayor visibilidad, mitigar el riesgo, y brindar más control y dinamismo.

El avance de las tecnologías digitales como inteligencia artificial, realidad virtual, el internet de las cosas, o los drones sigue agregando un valor tremendo a los proyectos de construcción en todo el mundo. Sin embargo, si una herramienta es por sí sola responsable de gran parte de las transformaciones positivas en la construcción, sin duda, es Building Information Modeling (BIM).

BIM es idóneo para reducir el trabajo en el sitio, así como en ayudar a los gerentes de proyecto a tomar mejores decisiones en cada etapa de la construcción.

Si bien es imposible predecir cómo se desarrollará exactamente la tecnología y quién podrá acceder a ella, existe un fuerte impulso hacia BIM como una herramienta holística para optimizar el ciclo de vida de un edificio a través de la interoperabilidad. El futuro de BIM será una colaboración perfecta no solo entre equipos, sino también entre sistemas, procesos y otras tecnologías.

 

Construcción modular

La construcción modular y la construcción prefabricada, que ya estaba en constante aumento, es una tendencia que se aceleró en varios países del mundo debido a la pandemia. A principios de este año, por ejemplo, se construyeron hospitales modulares en Wuhan, China, en menos de dos semanas.

En resumen, la construcción modular implica el uso de módulos prefabricados creados en una fábrica y llevados a los sitios de construcción para su ensamblaje. Debido a que los módulos no se construyen en el sitio, este método permite un trabajo más rápido y eficiente con mano de obra menos calificada.

“Con la construcción modular, podemos construir más rápidamente y tener un mejor control de calidad, mientras reducimos el desperdicio y nuestra huella de carbono”, dijo Andrew Ahrendt, director de fabricación nacional de PCL Construction.

La construcción modular puede acelerar la construcción hasta en un 50 por ciento y reducir los costos en un 20 por ciento, según un informe de 2019 de la consultora McKinsey & Company, que estimó que la construcción modular podría crecer a una industria de 130 mil millones de dólares en los Estados Unidos y Europa para 2030.

 

Información y data analysis

Si bien no se trata de una tendencia exclusiva para el sector, sí representa una pieza fundamental para las empresas de la construcción.

Con la pandemia, la información y el data analysis se ha convertido en “el pan de cada día” para muchas empresas, según afirmó el director para México de Dormakaba, Javier Grandini, en entrevista con Bimsa Reports.  

“Actualmente, de una semana a otra el escenario puede cambiar por completo. Ése ha sido el reto, lo que más ha absorbido energía de las empresas, de las industrias”, refirió Grandini.

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultora global, McKinsey & Company, los ejecutivos y directores de diversas empresas dicen que sus organizaciones están realizando cambios importantes con un objetivo primordial: aumentar la velocidad a la que ajustan su dirección estratégica, toman e implementan decisiones tácticas y despliegan recursos.

 

Mayor desarrollo inmobiliario industrial

No es ningún secreto que la pandemia provocó un boom del e-commerce y la necesidad de espacios para logística.

Este buen desarrollo del sector inmobiliario industrial incrementará durante el 2021 según indica la firma CBRE, gracias a la continuidad en la inversión en el país, principalmente proveniente de Estados Unidos, así como a la consolidación de empresas tecnológicas en el país, como Amazon o Mercado Libre, que buscan mejorar su cadena productiva.

Los proyectos en construcción de espacios industriales presentaron un incremento del 19% al cierre del tercer trimestre del 2020, lo que dará como resultado más de 2.2 millones de metros cuadrados en proyectos, programados para entregar en los siguientes 18 meses.

“La reactivación de la construcción, la demanda de inquilinos logísticos y la recuperación de los proyectos potenciales en el área de manufactura de exportación debido a la entrada en vigor del T-MEC continuarán siendo factores relevantes y motores de la demanda neta, misma que esperamos que el siguiente año crezca entre un 5 y un 7% comparada con este año que termina” explicó la firma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Bimsa Reports
Information for doing business

Contact Us

Telephone numbers
(01 55) 25 81 21 60
01 800 00 BIMSA

Email
contacto@bimsareports.com

Try our products for FREE!

Try Activecost Try Construleads

A Company of