Desarrolla ITESO sistema antisismos que disminuye en 86% los estragos a la estructura

Desarrolla ITESO sistema antisismos que disminuye en 86% los estragos a la estructura

 

Investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) desarrollaron un sistema antisismos capaz de disminuir, en más de 80 por ciento, los estragos en una edificación luego de un temblor.

El sistema lleva por nombre «Sistema y método de aislamiento de base de superestructuras» y se basa en el principio de tribología, el cual se refiere al estudio de la fricción entre dos cuerpos en movimiento y la lubricación para evitar el desgaste, y contempla colocar dos placas contrapuestas a nivel de la cimentación, para luego inyectar presión de agua en el espacio que queda entre ellas. 

«Eso permite que se pueda deslizar una placa frente a la otra, con una significativa reducción de la fricción. El sismo llega, se mueve el mundo y tu edificio se sacude muy poco», comenta David Vargas del Río, académico del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU) y líder del proyecto. 

Estudios preliminares demuestran que dicho sistema es más efectivo que los disipadores comerciales que alcanzan una disipación sísmica de 50 por ciento. En contraste, el sistema del ITESO llega a una efectividad de hasta 86 por ciento.

Adicional a lo anterior, esta tecnología permitiría que las edificaciones puedan girar, por lo que «el sistema también puede ser explotado como un elemento arquitectónico para elevar la eficiencia energética de casas y edificios. Por ejemplo, la edificación que cuente con esta solución podría girar para que la luz del sol entre a la mayor cantidad de espacios posibles», señala el comunicado del Instituto. 

Esta creación es resultado de un trabajo interdisciplinario. Como cotitulares de la patente están los profesores Nayar Gutiérrez Astudillo, del DHDU; César Real Díez Martínez, Raúl García Huerta y Alfredo Cueva Zepeda, del Departamento de Procesos Tecnológicos e Industriales, y Rafael Vargas Berrueta, asesor externo en ingeniería civil. Además, el proyecto contó con la colaboración de egresados de Ingeniería Civil e Ingeniería Mecánica.

Cabe recordar que un proyecto similar fue llevado a cabo por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) en 2017.

El prototipo llamado «Control Activo Antisismo» se refiería a un sistema de contrapeso, el cual se coloca en la parte superior e inferior de un inmueble.

«El sensor (del tamaño de un celular) mide la vibración del edificio y con la computadora vamos a calcular dónde falta ese peso para que desde arriba el amortiguador ofrezca ese equilibrio al momento de un temblor. Eso evita que el edificio se mueva hasta entre 60 % y 80 %», explicó un investigador del IPN hace aproximadamente dos años.

No obstante, «el problema es que para que funcione requiere pesar 0.3% de lo que pesa el inmueble y que utiliza mucha energía eléctrica».


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Bimsa Reports
Información que hace negocios

Contacto

Teléfonos
(01 55) 25 81 21 60
01 800 00 BIMSA

Correo electrónico
contacto@bimsareports.com

¡Prueba GRATIS nuestros productos!

Probar Activecost Probar Construleads

Una empresa de